Pequeño aljibe de época islámica, de tan sólo 15 metros cúbicos de capacidad, alimentado de la acequia de Aynadamar por un tomadero ubicado junto al postigo de la iglesia del Salvador. Su planta es circular, con remate cupulado y una lumbrera cenital que exteriormente se configura como un brocal. Su tipología es completamente distinta a la de los demás aljibes islámicos del Albaicín, recordando la forma de las pequeñas cisternas domésticas romanas. Tal peculiaridard puede explicarse si se tiene en cuenta que este aljibe se ubicaba intramuros de la Alcazaba Qadima del Albaicín. No es infrecuente hallar silos y depósitos de este tipo en el interior de las alcazabas y castillos islámicos.