Aljibe ubicado cerca de la antigua parroquial de San Gregorio Magno o Alto, hoy convento de Madres de Cristo Rey. Su denominación popular se debe al hecho de constituir un pequeño depósito de decantación (de tan sólo 12 metros cúbicos) del ramal principal de la acequia de Aynadamar, la “Fuente de las Lágrimas”, que abastecía mediante tomaderos y derivaciones la casi totalidad de los aljibes islámicos del Albaicín. Era el único aljibe no sujeto a horarios de llenado. Su planta es rectangular, cerrada por bóveda de aristas trasdosada al exterior. La boca, situada en un ángulo y cubierta con bóveda de cañón, se realizó en 1932, fruto de la adecuación urbanística de la placeta en la que se ubica el aljibe.