Aljibe junto a la iglesia de San Cristóbal, levantada sobre la antigua mezquita del barrio de la Xaria. El conjunto es una notable obra de ingeniería: una escalera de planta pentagonal de 6’30 metros de profundidad salva el desnivel entre la acequia de Aynadamar y el aljibe, al que suministra agua una mina subterránea todavía conservada que proviene de un tomadero junto a la Casa de los Mascarones. El depósito, de 13 metros cúbicos, es de planta rectangular, con bóveda de cañón. Tiene una portada monumental de arco de herradura ligeramente apuntado, con la boca de medio punto y un brocal romano de acarreo. En la base de la escalera se abren una pequeña cueva y otra mina que cruza bajo la iglesia. El conjunto se restauró en 1989.