Aljibe ubicado entre el alminar zirí de San José y la iglesia parroquial homónima, levantada sobre la antigua mezquita de los Morabitos. Se trata de un depósito de 71 metros cúbicos de capacidad, con planta rectangular dividida en dos tramos cubiertos por bóvedas de arista y de cañón. Presenta dos lumbreras cenitales que sirvieron para extraer agua directamente desde la mezquita. Cuando se levanta la iglesia, el coro se construye encima del aljibe. Desde el exterior del templo son visibles el primer tramo de la nave y la boca, con forma de arco rebajado de ladrillo, que en el siglo XVI estuvo adornada con una lápida fundacional, hoy desaparecida.