En la misma Carrera del Darro se emplaza la Casa de Castril, vivienda señorial construida en el siglo XVI por el nieto de Don Hernando de Zafra. De esta edificación de gran interés arquitectónico destaca, sobre todo, la bella fachada construida en 1539 en piedra, la cual posee un rico programa decorativo renacentista de candelieri, heráldicas, grutescos etc…

La casa se distribuye al interior mediante un patio renacentista que sirve de distribuidor a las diversas estancias, la mayoría cubiertas por bellos alfarjes. Es digna de mención la escalera cubierta con una magnífica armadura rectangular de cinco paños con limas moamares con rica decoración.

Actualmente, el edificio acoge el Museo Arqueológico y Etnológico de Granada, donde se puede establecer un recorrido por la historia de la provincia de Granada desde su origen hasta el periodo nazarí.