Una de las numerosas casas palaciales construidas por la nobleza castellana asentada en Granada tras su conquista, siendo su primer propietario Juan Rodríguez de Pisa, Caballero Veinticuatro de la ciudad y oidor de la Chancillería. Destacan en su fachada el dibujo del alfiz adovelado tanto de la portada como del balcón superior, y el alero de modillones que la protege. Esta fachada fue una de las primeras de la ciudad en concebirse según los nuevos cánones renacentistas, aunque todavía con influencia de la arquitectura bajomedieval castellana. La heráldica pertenece a los Pisa y a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, cuyo fundador falleció en esta casa en 1550 y a quien se le dedica un museo en el interior.