«Donde el alma no trabaja junto con las manos, ahí, no hay Arte»
Leonardo da Vinci