La Agencia Albaicín Granada, junto al Patronato de la Alhambra y el Generalife y el Parque Nacional de Sierra Nevada, lleva a cabo la ejecución de este proyecto basado en la tutela, intervención y puesta en valor de una red de miradores que permita comprender la pluralidad de facetas que reúnen los paisajes de Granada en relación a las propias vivencias y sensaciones del público.

La iniciativa, sigue el rastro del interés que suscitan los hitos patrimoniales de la ciudad en los viajeros a lo largo del tiempo y plantea el redescubrimiento de los puntos de observación relacionados con ellos, añadiendo otras imágenes que se han perfilado durante las últimas décadas y que son fruto de la evolución de cada lugar.

Para la realización de esta experiencia se ha contado con las aportaciones económicas del Patronato de la Alhambra y el Generalife y las ayudas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a los Bienes Declarados del Patrimonio Mundial conseguida por la Agencia Albaicín Granada en las convocatorias de 2010 y 2011.

Este proyecto de urbanización comprende el tramo final de la Calle Carril de San Miguel, junto a la bifurcación de caminos. Uno con dirección a la Ermita de San Miguel Alto y otro, hacia la vertiente ocupada por cuevas del Cerro de San Miguel.

El mirador del carril de San Miguel es un mirador de nueva construcción, situado a en Alto Albaicín permite una vista panorámica de la alhambra, de la ciudad y sus alrededores sin ninguna contaminación visual.

El ámbito de actuación comprende una parte de pavimentación de viales para un mejor acceso, en la actualidad de tierra sin compactar y otra parte de consolidación del mirador, arbolado y mobiliario urbano.

Durante la realización de la intervención arqueológica se hallaron restos de una antigua edificación ganadera de principios de siglo XIX, la cual quedo documentada y protegida.

Las obras se finalizaron el 28 de Septiembre de 2011.

Texto: Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

Este proyecto de urbanización y adecuación comprende el tramo superior del Carril de la Lona, en el espacio conocido como mirador de la Lona hacia la ciudad.

El conjunto de adecuaciones comprende tratamientos sobre el pretil de la calle, que protege de caídas a las terrazas de viviendas en cotas inferiores. Además, se contemplan mejoras en mobiliario, señalización, limpieza y mantenimiento.

Texto: Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

Este proyecto de urbanización y adecuación comprende la placeta del Mirador Las Lomillas.

El ámbito de actuación comprende la parte de pavimento próxima al pretil, en la que se ejecutará una banda de pavimento continuo en la zona de observación del mirador. Además, se contemplan mejoras en el mobiliario y la señalización. Así como la limpieza y el saneamiento de paramento se encuentra en mal estado, proponiendo una nueva disposición de los elementos que favorecen las vistas.

Texto: Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

Este proyecto de urbanización y adecuación comprende los accesos y espacios de circulación del Mirador de San Cristóbal, en el Albaicín.

La actuación se ha centrado en la parte de acerado próxima al mirador, en la que se habilita una banda accesible posibilitando la utilización de este espacio por parte de personas con movilidad reducida. Además, se ha dispuesto un vado salvando la altura del bordillo, junto a la parada de autobús.

Asimismo se han realizado mejoras en mobiliario y señalización, un panel de señalización del mirador y sus vistas. Las obras se finalizaron el 28 de Septiembre de 2011.

Texto: Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

Este proyecto de urbanización comprende el tramo final de la Calle Cruz de la Rauda, junto al camino que parte hacia la colonia de cuevas del Cerro de San Miguel. Este mirador de dos alturas ha necesitado un proyecto arqueológico propio y su intervención ha sido mas profunda que en el resto.

El ámbito de actuación comprende la pavimentación de viales, que anteriormente eran tierras sin compactar, dotándolo de un acceso peatonal accesible y la construcción de una plataforma a modo de mirador, todo ello completado con el tratamiento de las especies arbóreas existentes así como la plantación de nuevas unidades y la instalación de mobiliario urbano (asientos, papeleras y señalización).

Las obras finalizaron en septiembre de 2011.

Texto: Extraído de Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

Este proyecto de urbanización y adecuación comprende los accesos y espacios de circulación del Mirador de la Vereda de Enmedio.

El mirador, se encuentra en una zona residencial de casa-cueva, en la que debido al propio desarrollo urbanístico se carecía de zonas publicas, se ha convertido en un lugar de reunión vecinal con increíbles vistas.

Se ha ejecutado un nuevo pavimento accesible posibilitando la utilización de este espacio por parte de personas con movilidad reducida. Se ha conseguido que el mirador mejore sus prestaciones funcionales con la incorporación de un nuevo pavimento compuesto por áreas de empedrado y otras de piedra de sierra Elvira. Además, se han realizado mejoras en el mobiliario y la señalización, incorporando una papelera y un panel de señalización del mirador y sus vistas, cambiando también la ubicación de unos bancos existentes e incorporando un nuevo árbol de sombra en el espacio del mirador mas libre.

Las obras  finalizaron el 28 de Septiembre de 2011.

Texto extraído de Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

Este punto de observación se encuentra en el oeste del barrio del Sacromonte lindando con el Albaicín.

El ámbito de actuación comprende la zona de la Cuesta de los Chinos donde se produce un ensanchamiento. Al no existir viviendas a esa cota en el lateral oeste, se perciben unas espectaculares vistas de la Alhambra y del Albaicín.

Aunque presentaba un estado de conservación aceptable, era necesario mejorar la irregularidad del pavimento, además de mejorar en el mobiliario urbano.

Texto: Extraído de Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)

El mirador de Carvajales, localizado en el Albaicín bajo, se configura como una placeta con cierta amplitud dotada de sombra lo que favorece su carácter de lugar de reunión.

Previamente a la actuación se encontraba en un estado avanzado de deterioro, debido especialmente a los constantes problemas de vandalismo de los que adolece esta zona.

La actuación ha consistido principalmente en la limpieza de paramentos, reparación de pavimentos y protecciones, ampliación de alcorques, mejoras en el sistema de recogida de pluviales y el acondicionamiento del espacio como punto de observación.

 Texto: Memoria Proyecto Red de Miradores (Pedro Salmerón Escobar, Arquitecto)