El volcán de La Palma deja su impronta en Granada