Las excavaciones a cargo del arqueólogo Ángel Rodríguez Aguilera, que se enmarcan en las actuaciones previas que promueve el Ayuntamiento para la reconstrucción del templo, no solo han sacado a la luz el muro de la mezquita, sino también los cimientos de una casa andalusí

El arqueologo Manuel López muestra al concejal de urbanismo Miguel Ángel Fernandez Madrid los restos del muro de la mezquita | Jorge Pastor

Nadie ponía en duda que, seiscientos años atrás, había una mezquita en el mismo solar donde se construyó a principios del siglo XVI la iglesia de San Luis de los Franceses, junto a la plaza Cruz de Piedra, en el Albaicín. No solo hay documentos que así lo corroboran, sino que existe un aljibe parcialmente inserto en la roca y sin solería que siempre se asoció a este uso religioso –posiblemente se trataba un depósito de paso o de decantación de un ramal secundario de la acequia de Aynadamar–. Pero faltaba encontrar algo más. Y ese «algo más» ha aflorado en el transcurso de unas excavaciones acometidas este verano por el arqueólogo Ángel Rodríguez Aguilera, y que se enmarcan en las actuaciones previas que promueve el Ayuntamiento para la reconstrucción del templo, que fue pasto de las llamas en 1933.

Muros adosados pertenecientes a ‘yami al-Safá’ (mezquita de la Pureza) | Jorge pastor

Y ahí, en el sondeo número tres, a un metro y medio de profundidad, es donde «han aparecido dos muros de mampostería y cal grasa en paralelo orientados hacia el sureste», explica el arqueólogo municipal Manuel López, quien agrega que, según esta disposición, la quibla está orientada canónicamente hacia la Meca. El informe elaborado por Ángel Rodríguez indica que «por su fábrica es de época islámica, sin que por el momento se pueda precisar más sobre su cronología, ya que no ha aparecido cerámica asociada». A juicio de Manuel López, habría que llevar a cabo una segunda campaña de excavaciones para seguir obteniendo información, cuyos resultados pueden condicionar, a su vez, el proyecto de rehabilitación integral de San Luis de los Franceses –la última palabra en este sentido la tienen los técnicos de la Delegación de Cultura de la Junta–. «El inmueble estaría datado en la etapa nazarí», agrega López.

En este punto conviene hacer una acotación importante. A expensas de un análisis más pormenorizado, la primitiva construcción árabe, denominada «yami al-Safá» (mezquita de la Pureza), se situaría fuera de San Luis de los Franceses, en una especie de jardín de unos trescientos metros cuadrados donde se halla una alberca y la casa del sacerdote. «Esto demuestra que los cristianos no hicieron tierra quemada de todo lo que se encontraban, al menos inicialmente». Y es que el Albaicín estuvo habitado por moriscos hasta el 31 de mayo de 1611, cuando Felipe II firmó la real orden de expulsión inmediata.

«La mezquita, de planta rectangular, era de pequeñas dimensiones y con una capacidad para unos cincuenta fieles»
MANUEL LÓPEZ. Arqueólogo municipal

¿Cómo era la Mezquita de la Pureza? Con los datos que se manejan, nos movemos más en el terreno de las hipótesis que de las certezas, dice Manuel López. En cualquier caso, añade, estaríamos ante un recinto con una capacidad para unos cincuenta fieles y con unas dimensiones bastante más pequeñas que la mezquita principal o aljama del Albaicín, que estaba donde se erigió El Salvador. Una historia apasionante que, a buen seguro, dará mucho que hablar en los próximos tres años, que es el plazo que se ha dado el Ayuntamiento para finalizar la recuperación de San Luis de los Franceses para un barrio, el Albaicín, muy necesitado de equipamientos.

Pero la Mezquita de la Pureza no es la única sorpresa que ha deparado el subsuelo de esta parcela. El equipo de Ángel Rodríguez también ha localizado una casa morisca en la zarpa de cimentación de San Luis de Los Franceses. Manuel López comenta que la vivienda tendría una planta rectangular en torno a la que se distribuían las diferentes estancias. La hicieron con lo que tenían más a mano, piedras de canto procedentes de los ríos –el Darro está a unos cientos de metros en línea recta– y ladrillos.

CRONOLOGÍA
XIV: No existe datación respecto a la construcción de la Mezquita de la Pureza, aunque todo indica que pertenece a la época nazarí, entre los siglos XIII y XV.
1526: La iglesia de San Luis de los Franceses, de estilo gótico mudéjar, se abrió al culto en el año 1526, aunque se desconoce su fecha exacta de construcción.

Más allá de todo lo que queda por descubrir, la intención del Ayuntamiento de Granada es que San Luis de los Franceses vuelva a ser San Luis de los Franceses a la vuelta de año y medio. Así lo ha indicado Miguel Ángel Fernández Madrid, concejal de Urbanismo. Después de una inversión de unos 30.000 euros para realizar las primeras intervenciones arqueológicas, el consistorio granadino ha solicitado una subvención de 800.000 euros del Plan de Excelencia Turística* de los fondos europeos Next Generation para la financiación de la obra –aquello es una ruina–. De forma paralela, se ha pedido otra ayuda, también vinculada a los Next Generation, para la adquisición de todo el mobiliario.

Parcela en cuyo subsuelo está la mezquita | Jorge Pastor

«Nuestra intención es que la iglesia de San Luis esté reconstruida dentro de año y medio»
MIGUEL ÁNGEL FERNÁNDEZ. Concejal de Urbanismo

«Por el origen de estos recursos –aclara Fernández Madrid– San Luis de los Franceses será un patrimonio abierto a los turistas, aunque también tendrá usos culturales, como sala de exposiciones o como lugar donde se puedan celebrar conciertos, y actos sociales». «Los vecinos llevan muchos años reclamando que se actúe en esta finca y resulta difícil de entender que el Ayuntamiento no lo haya hecho hasta ahora», confiesa Fernández Madrid, quien recuerda que todo este área está protegida desde el año 1992. «Tenemos la obligación ética de la rehabilitación de estos espacios», resume el edil.

Abierta al culto desde 1526

La fecha exacta en la que se levantó San Luis de los Franceses no se conoce, aunque sí se sabe que fue abierta al culto en 1526, que era de estilo gótico-mudéjar y que era muy modesta. Según Ángel Rodríguez, «tradicionalmente se dice que se vio parcialmente arruinada por las inundaciones de 1629, pero no existen datos concretos que sostengan tal afirmación, si bien lo que tuvo un efecto muy negativo para su mantenimiento fue el despoblamiento masivo que sufrió esta zona de Granada».

Interior de San Luis de los Franceses | Jorge Pastor

La nave central era estrecha con arcos fajones apuntados. El altar mayor, en la cabecera oriental, era sencillo y rectangular. Entre los siglos XVII y XVIII se le añadieron tres capillas a cada lado. En 1733 parte de ellas ya estaban finalizadas porque en ese año se tiene constancia de que la decoración se había terminado. En 1744 el Ayuntamiento aprobó la cesión de unos terrenos aledaños a la Hermandad del Santo Cristo de la Luz para hacer otro oratorio para la colación de esta imagen. En el lateral sur se agregó la sacristía. El campanario actual, de estilo neoclásico, se acometió tras la demolición del original, que presentaba graves problemas estructurales.

Acuarela del interior de la Iglesia de San Luis, realizada por por el pintor ingles Gerald Palmer en las primeras décadas del siglo XX

La parroquia fue suprimida como tal en el 1842 y quedó incorporada a la de El Salvador. ¿Por qué? Todo apunta a que la afluencia de feligreses se fue reduciendo sencillamente porque esa parte del Albaicín sufrió una importante pérdida de moradores. Desde ese momento San Luis de los Franceses permaneció cerrada al culto, aunque el ‘tiro de gracia’ lo recibió en 1933. En el contexto de la insurrección anarquista de finales de ese año, se produjo un incendio devastador que redujo San Luis de los Franceses a los muros perimetrales y las arcadas que sostenían las cubiertas, que se desplomaron fruto de las llamas. Tan solo la sacristía se libró de aquel fuego, aunque fue saqueada.

En 1937 hubo un intento de «resucitar» San Luis de los Franceses. Se realizaron tareas de limpieza y de consolidación del inmueble bajo la dirección de los arquitectos Prieto Moreno, Wihelmi, Fígares y Casas, si bien nunca se procedió al techado por las terribles circunstancias que vivía Granada y España en plena Guerra Civil.

Fuente: Jorge Pastor para el Periódico Ideal
* Concretamente son exactamente 860.000 €, procedentes del Plan de Sostenibilidad Turística que se financia a través de los Fondos Next Generation de la Unión Europea. El Plan de Excelencia Turística de Granada no contempla este tipo de actuaciones y, además, se financia en un 60-40 % con fondos de la Junta de Andalucía y del Ayuntamiento de Granada, respectivamente.

Más Información sobre el proyecto de rehabilitación de San Luis de los Franceses

Información histórico-artística sobre la iglesia de San Luis de los Franceses