Iglesia de San Juan de los Reyes

Erigida en 1520 según un plan gótico-mudéjar, apreciable en sus armaduras y arcos apuntados, ha experimentado muchas transformaciones a lo largo de su historia que han provocado un casi completo expolio de su riqueza artística. No obstante, posee un enorme valor cultural por haber sido el primer espacio consagrado como iglesia por los Reyes Católicos, en la que hasta 1492 había sido mezquita de los conversos cristianos, además de conservar restos notables del alminar almohade de la misma, con decoración y estructura semejantes a la Giralda, lo que constituye un hecho excepcional en la ciudad.

Alminar de San Juan de los Reyes

Alminar construido a principios del siglo XIII, durante el periodo de la invasión almohade en la Península Ibérica. Es el único resto conservado de la mezquita de los Conversos (Masyid al-Taibin), demolida en 1520, época en torno a la cual se añadiría el campanario superior para el culto católico. Es de planta cuadrada, con rampas de subida abovedadas en torno a un machón central, como la Giralda. Al exterior presenta en cada uno de sus cuatro frentes un cuerpo inferior de tapial de argamasa, recuadro central con arcos mixtilíneos y decoración romboidal de paños de sebka, y friso superior de lazo, todo ello en ladrillo. Por su decoración y estructura es evidente el influjo del arte almohade sevillano.