El pasado mes de abril de 2021, la Agencia Albaicín –organismo autónomo del Excmo. Ayuntamiento de Granada– y la Fundación Agua Granada –dependiente de la empresa municipal Emasagra– firmaban la renovación, por dos años más, del convenio de colaboración que les permite llevar a cabo, desde el año 2010, el Plan de Mantenimiento y Conservación de la Red de Aljibes Públicos de la Ciudad de Granada.

Tras la firma de este convenio se llevó a cabo la licitación del contrato menor de restauración del aljibe de San Cristóbal, el único de los aljibes que había quedado pendiente de intervención el año anterior.

Debido al alto coste presupuestario que suponía su intervención, los técnicos de la Agencia Albaicín decidieron posponer su intervención y dar prioridad a los trabajos de limpieza de graffitis y reparación de forja y cerraduras del resto de aljibes, dejando pendiente este aljibe para 2021, año de renovación del convenio de colaboración por dos anualidades más.

El aljibe de San Cristóbal había sido objeto de una grave acción vandálica en la primavera de 2019 y su elevado coste económico, por valor de 4.083,75 € (IVA incluido), hacía inviable su reparación ese año y el siguiente, al excederse en ambas ocasiones, del presupuesto máximo de 8000 € anuales (IVA incluido) que establece el convenio de colaboración entre ambas instituciones. En 2019 ya se estaban ejecutando las obras de mantenimiento previstas para ese año, siendo imposible su inclusión en el presupuesto; y en 2020 se decidió también no incluirse porque su ejecución haría inviable, desde el punto de vista presupuestario, llevar a cabo las intervenciones ya mencionadas en el resto de aljibes.

San Cristóbal presentaba unos daños muchos más significativos que la del resto de los aljibes. A los graves deterioros ocasionados por la corrosión del oxido, dos de sus cuatro puertas habían sido tan vandalizadas que su recuperación era inviable, siendo necesario sustituirlas por unas nuevas de idénticas características morfológicas y estéticas. Estas puertas, como las del resto de aljibes, habían sido realizadas en hierro forjado siguiendo la tipología tradicional, durante los trabajos de rehabilitación integral de los aljibes llevados a cabo, entre los años 2002-2004, por la Agencia Albaicín en el marco del Programa Urban Granada.

La empresa adjudicataria de esta intervención fue Metalistería Antonio Lupiañez S. L., que inició los trabajos el 30 de junio con el desmontaje de las dos puertas vandalizadas y la fabricación de las nuevas en el taller. Tras su realización fueron colocadas y tratadas con imprimaturas antioxidantes y pintura específica para conseguir, pasados unos meses, una pátina antigua. Las otras dos puertas fueron pulidas y limpiadas de oxido in situ, aplicándosele posteriormente la misma técnica antioxidante y de envejecimiento.

Paralelamente a los trabajos de forja, la empresa INAGRA, concesionaria municipal del servido integral de saneamiento de la ciudad, llevó a cabo la limpieza y desbroce de toda la vegetación acumulada sobre la fabrica del aljibe.

Todas las obras dieron por finalizadas el 28 de julio de 2021.