El Monasterio de la Concepción, es uno de los más antiguos y representativos conventos de clausura granadinos. Fue fundado en 1518 y en él se integran armónicamente importantes palacios, casas y jardines moriscos preexistentes del periodo musulmán, junto a edificios propios de las construcciones conventuales cristianas.

Atesora en su interior un importante patrimonio artístico, histórico y cultural. La visita se articula por los espacios más representativos de la clausura, como por ejemplo, la sala capitular, sala de profundis, claustro, coro bajo, iglesia, locutorio, oratorio y hasta un total de doce salas que integran documentos archivísticos, orfebrería, objetos conventuales, pinturas y esculturas de artistas como Sánchez Cotán, los Hermanos García, Pablo de Rojas, Ambrosio Martínez de Bustos, Alonso y Pedro de Mena, Alonso Cano, Bocanegra, Juan de Sevilla, Risueño, etc. Junto a esto, destacamos la importante y singular colección de esculturas realizadas en barro.

Con todo, el visitante que acuda a conocer el Monasterio de la Concepción, no solo se va a encontrar obras de arte religioso expuestas como ocurre en los museos habituales. Lo más significativo de la visita a este conjunto conventual, es contemplar las obras de arte ubicadas en su contexto, en el espacio y con el fin para el que fueron concebidas.

La permanencia ininterrumpida de esta comunidad de hermanas franciscanas de la T.O.R. desde su fundación hasta nuestros días, hace posible que, al visitar los distintos espacios y dependencias conventuales, nos adentremos en cinco siglos de historia, religiosidad, arte y cultura granadina.