El máximo órgano competente en materia de conservación del patrimonio histórico ha aprobado la viabilidad de una veintena de proyectos en toda la provincia de Granada, entre los que se encuentran, dentro de la capital, éste o la restauración del patio de los Mármoles del del Hospital Real.

El delegado de Turismo, Cultura y Deporte, Fernando Egea, ha informado de que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha avalado la recuperación del palacio de los Marqueses de Cartagena como futuro hotel tras valorar el proyecto solicitado por los propietarios del palacio para recuperar el inmueble como alojamiento hotelero. No obstante, el órgano patrimonial ha estableciendo una serie de condiciones que van desde la preservación y reubicación de un oratorio del siglo XVIII -que en la actualidad interrumpe el pasillo deambulatorio de la primera planta-, hasta el mantenimiento de la legibilidad del salón principal del inmueble que se asoma a la Cuesta de Gomérez.

En opinión del delegado territorial «es importante que se pueda compatibilizar el sostenimiento de un edificio de estas características, muy caro de mantener, con unas necesidades familiares mucho más limitadas, pues los propietarios no necesitan usar la totalidad de un palacio de esas dimensiones para sus estancias en la ciudad». De este modo los titulares del edificio pretenden compatibilizar una cierta continuidad de uso familiar con el sostenimiento de los sustanciosos gastos derivados de su mantenimiento.

El Palacio de los Marqueses de Cartagena se ubica junto a la Puerta de las Granadas, en el mismo acceso de la Alhambra. Se trata de una de las obras más destacadas de la arquitectura civil granadina y, al mismo tiempo, de las más desconocidas por la ciudadanía. Construido en el siglo XVI, y reformado con posterioridad en varias ocasiones, se trata de una casa renacentista perteneciente a la familia Pérez de Herrasti, que destaca por su portada barroca y su singular jardín interior colindante con el propio bosque de la Alhambra. Declarado Bien de Interés Cultural con la tipología de Monumento desde 1982, en la actualidad se encuentra cerrado y sin uso desde hace años, por lo que es víctima del abandono que afecta a otros muchos edificios del Conjunto Histórico, lo que ha acelerado su degradación.

Además del Palacio de los Marqueses de Cartagena, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha dado luz verde a la restauración del Patio de los Mármoles del Hospital Real. Los trabajos en la sede del Rectorado de la Universidad de Granada superan el medio millón de euros de presupuesto. Se actuará dentro del proyecto general de recuperación en artesonados, pavimentos y elementos pétreos a fin de que el patio recupere el esplendor perdido por el deterioro temporal acumulado tras las sucesivas intervenciones en él realizadas. Estas obras vienen a complementar las que ya se realizan en el edificio con cargo al Plan Alhambra, que persigue una total puesta en valor del edificio para el año 2031, en el que se cumple el quinto centenario de la fundación de la Universidad por el emperador Carlos V.

Otro de los asuntos evaluados dentro del orden del día ha sido la regeneración del espacio público del entorno del castillo de Láchar. La actuación, promovida por la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, pretende poner en valor y regenerar el espacio circundante al monumento resaltando sus valores patrimoniales y mejorando una zona del pueblo actualmente deteriorada en cuanto a su urbanización.

En la Alpujarra, la Comisión de Patrimonio ha valorado favorablemente la intervención arqueológica en el Castillejo de Cherín, en Ugíjar, para la realización de sondeos y adecuación del sendero del monumento. Por último, el órgano patrimonial ha dado luz verde a un modificado en el proyecto de recuperación del Lavadero de la Puerta del Sol, así como a las mejoras eléctricas e hidráulicas en diferentes fuentes ornamentales de la ciudad como las del Paseo de los Tristes, la de Plaza Nueva o la de la Plaza de los Campos, financiados a través del Plan Alhambra de la Junta de Andalucía.

Fuente: Periódico Ideal