La Comisión provincial de Cultura ha aprobado la ejecución del proyecto municipal para utilizar la Casa de las Chirimías, en el Paseo de los Tristes, como una caja de música con siete autómatas que recrearán personajes de los siglos XVI y XVII. El edificio, compuesto de tres plantas con dos fachadas, una de cara a la plaza y otra en la Carrera del Darro, se adecuará a partir del próximo mes de enero con una nueva instalación de suministro eléctrico, el arreglo de humedades y la subsanación de otros desperfectos. Esta obra inicial también permitirá reordenar los espacios del inmueble, declarado en 2006 Bien de Interés Cultural -BIC-, para poder instalar los mecanismos que moverán a los autómatas. (Fuente: Ideal)

Fotografía