El bullicio de los niños silenciaba el repicar de la campanas de la Iglesia de San Pedro. Eran los vítores de los niños al Albaicín durante la cadena humana con la que ayer celebraron el Día Internacional del Patrimonio Mundial. Un abrazo simbólico protagonizado por los escolares del colegio Divino Maestro que recorrió el conjunto histórico del barrio. La cadena tuvo como punto de arranque la Iglesia de Santa Ana y se extendió por puntos de referencia como la Cuesta del Chapiz, el Aljibe de las Gitanas o la Puerta de Elvira.

Además de esta iniciativa, que recordó al abrazo multitudinario a la Alhambra en 2007, el día se desarrolló con un programa de actividades celebradas hasta la noche. Los célebres restaurantes del barrio ofrecieron una degustación gastronómica organizada por el centro de actividades El Gallo: habas a la granadina, cocido albaicinero, tortilla paisana y otros platos típicos amenizados por un cuadro flamenco.

Tras recargar energías, el visitante tuvo la oportunidad de conocer algunos de los enclaves del Albaicín con dos visitas turísticas a la Casa del Chapiz, el Carmen de los Mínimos (Sede de la Escuela de Estudios árabes del CSIC) y la Carrera del Darro.

El programa de actividades culminó a las 21:00 horas en la Iglesia de San Pedro, escenario del concierto Misa del Alba en las Marismas, intepretado por el Coro Hermandad del Rocío de Granada y la Banda Municipal de Música.

En conjunto un despliegue de actividades en el que han colaborado los propios colectivos del barrio: la Asociación de Vecinos del Albaicín, la de Empresarios, Hoteleros y Restauradores (AEHRAS), la de scouts y de artesanos El Gallo, junto a la Escuela de Estudios Árabes del CSIC y la curia eclesiática. ‘Hemos pretendido abrazar el patrimonio, a propuesta de los vecinos’, declaró María José Sánchez , delegada del Gobierno andaluz en Granada.

Para la ocasión de ayer , el barrio del Albaicín dejó a un lado sus continuas protestas sobre la falta de mantenimiento del barrio y la desisidia de las instituciones. Preguntado sobre ello, el concejal de Cultura, Juan García Montero, explicó el objetivo de la celebración: ‘Pretende concienciar sobre la conservación del patrimonio al ciudadano y de manera muy especial a las instituciones para que aprendamos el lenguaje de la coordinación y el consenso’, aclaró. FUENTE: GRANADA HOY

Fotografía