El Área de urbanismo recepcionó este viernes las obras de reparación del parque que tiene entrada por la calle Seco de Lucena. La falta de mantenimiento y el vandalismo habían dejado las antiguas huertas del Cuarto Real, convertidas en parque publico en abril de 2004, en un estado de abandono preocupante que hacia que el parque permaneciera parcialmente cerrado desde noviembre de 2019.

El pasado viernes 25 de noviembre el Área de Urbanismo recepcionaba las obras de reparación en el parque publico adyacente al Cuarto Real de Santo Domingo, que han solucionado los problemas derivados del deterioro de algunos elementos del parque, que obligaron al cierre de este espacio público en aras de salvaguardar la seguridad de los usuarios del mismo.

Este parque es el resultado de una segregación parcelaria realizada por el Ayuntamiento en una zona de antiguas huertas de la propiedad municipal del Cuarto Real para convertirla en un parque publico, inaugurado en abril de 2004 según el diseño de los  los arquitectos Carlos Ferrater, Yolanda Brasa Seco y Eduardo Jiménez Artacho. Popularmente bautizado por los vecinos como «parque Zen» o «jardín Zen», quizá por su diseño contemporáneo y un tanto minimalista de lo que fueron las antiguas huertas de la almunia real nazarí de la Almanjarra (más tarde propiedad del convento dominico de Santa Cruz la Real), este parque había sufrido una degradación con el paso del tiempo achacable tanto al mal uso por vandalismo como a determinadas carencias de mantenimiento, especialmente en lo que concierne a la iluminación, pavimentos de madera y mobiliario urbano.

En la intervención se han priorizado las reparaciones de seguridad a realizar con la intención de recuperar el uso, junto con obras de conservación del parque, en concreto:

  • Sustitución de lamas de madera dañadas o arrancadas en las plataformas transitables.
  • Reparación de las tarimas de madera sobre elevadas.
  • Repaso general de pavimentos.
  • Revisión general del sistema de saneamiento, abastecimiento y del sistema de alumbrado con la sustitución de algunas luminarias por otras de menor consumo energético.
  • Reparación de los desperfectos puntuales del mobiliario urbano,.
  • Reparación y puesta en uso de los elementos de agua del parque: el vaso lámina de agua, el estanque y la acequia.
  • Sondeos y catas arqueológicas junto al edificio de protección de los restos arqueológicos del palacio de Muhammad II, para constatar la continuidad de los restos del palacio aún no excavados.

El Presupuesto final de las obras ha ascendido a la cantidad de 165.960,21 € y su  financiación  se ha hecho con cargo a los presupuestos municipales de la Concejalía Delegada de Urbanismo y Obras Públicas del Ayuntamiento de Granada, siendo al empresa adjudicataria Trafisa Construcción y Medio Ambiente.

Fuente: Servicio de Arquitectura del Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada