El lugar que ocupa la érmita de San Miguel Alto, situada en el barrio del Albaicín, es un emplazamiento privilegiado para divisar y observar una de las mas bellas imagenes que regala la ciudad de Granada. Gracias al Plan de Turismo de la Ciudad de Granada, se recupera ahora, un entorno  de gran valor histórico, cultural y paisajístico.

 

El proyecto de recuperación, cuenta con un presupuesto de 250.000 euros, y pretende devolver su aspecto original con una intervención respetuosa. Labores de limpieza, descontaminación visual, restauración de la vegetación, pavimentación de empedrado con el método tradicional…etc  son algunas de las acciones que se estan llevando a cabo.

 

A partir del mes de septiembre ciudadanos y visitantes podrán disfrutar de este mirador, situado en un entorno emblemático para la ciudad como es el cerro de San Miguel en el barrio del Albaicín, Patrimonio Mundial.

Fotografía