Es uno de los proyectos aprobados por el Patronato de la Fundación AguaGranada para 2022 en colaboración con Emasagra (a través de su Fundación AguaGranada) y la Universidad de Granada

Acequia de Aynadamar en Alfacar | Ramón L. Pérez

Igual que hace un milenio, la acequia de Aynadamar, del siglo XI, traerá agua a las zonas altas de la ciudad de Granada. Es el objetivo del proyecto que la Fundación AguaGranada pondrá en marcha a lo largo del próximo año junto a la empresa Emasagra y la Universidad de Granada, que pretende la rehabilitación integral del cauce de la acequia histórica entre las inmediaciones de El Fargue y los altos de Cartuja, donde se encontraba la conexión de la acequia con los canales de distribución hacia el Albaicín y su red de aljibes.

El proyecto fue aprobado en su reunión de final de año por el consejo de patronos de la Fundación AguaGranada, en el que se integran personalidades de la vida cultural, académica y social de la ciudad, como el director y compositor Miguel Ángel Gómez Martínez; Alessandra Ruiz-Zúñiga, escritora y presidenta del Consejo Internacional de Danza de la Unesco; el escultor Ramiro Megías; los profesores Miguel Botella, José Luis Delgado, y Francisco López Bustos; y empresarios como Antonio Robles y Luis Curiel, entre otros.

Este proyecto se suma a los ya materializados por la UGR y Emasagra de restauración del Albercón del Moro, el estanque en el que depositaba el agua Aynadamar, situado sobre el campus de Cartuja. Ahora, la labor de restauración se ampliará para recuperar el último tramo del verdadero camino del agua a la ciudad, desaparecido desde hace décadas. Se trata de un trabajo multidisciplinar que firman especialistas como José María Martín Civantos, José Tito, María Teresa Bonet y Elena Correa. La Fundación incrementa su participación en proyectos de la UGR, con la colaboración en 46 proyectos con fundaciones culturales de la Universidad.

XV aniversario

El próximo año, la Fundación AguaGranada celebrará el décimo quinto aniversario de su creación por lo que su director gerente, Sebastián Pérez, apuesta por la celebración de un gran evento musical para el que se han iniciado conversaciones con la Fundación Gómez Martínez. Sebastián Pérez indicó que «al igual que la inauguración fue presidida por la reina Doña Sofía, realizaremos contactos con la Casa Real para que sea el rey Felipe VI quien presida ese evento musical y visite el Aljibe del Rey».

Granada se convertirá en 2022 en la capital internacional del agua, con la celebración del Congreso Mundial del Agua, en el que la fundación granadina participará de forma activa. También se pondrá en marcha un congreso sobre el paisaje hídrico de Andalucía, a celebrar en marzo.

La Fundación mantendrá e incrementará las actividades de carácter cultural y medioambiental a lo largo del próximo año, con sus ya tradicionales ciclos de conciertos de primavera, Música en el Aljibe; Música y Palabra; concursos de fotografía, pintura y otros para escolares que cuentan cada año con más de un millar de participantes.

Durante todo el año se mantendrán las visitas guiadas al Carmen del Aljibe del Rey, que durante los últimos doce meses ha recibido a más de 6.000 personas, una cifra más reducida que en ediciones anteriores a causa de las restricciones de la pandemia. También se incrementarán las rutas senderistas por los caminos e historia del agua de Granada.

«Somos casi los únicos que aún publicamos libros», comentó Sebastián Pérez, que tras la reciente publicación del libro de Manuel Titos ‘Sierra Nevada, testimonios de un milenio’, prevé para el próximo año la edición de dos publicaciones con el agua y la historia como contenido esencial, una sobre la Fuente de los Gigantones, el segundo libro sobre fuentes de Andrés Molinari, publicado por la Fundación, y otro sobre pilares, aljibes y patios de la ciudad, con rutas para descubrir los caminos del agua y las estructuras históricas de lo que se denominaron aguas públicas.

Fuente: Artículo del periódico Ideal