Un proyecto de investigación 100% granadino permitirá poner fin a la contaminación visual que provoca la instalación de antenas de TV en los centros históricos de las ciudades, mejorando no solo el paisaje urbano de estos entornos sino también la recepción de la señal.

MultiAntena Sistelmicro es un proyecto que surge fruto de la colaboración entre la Historia del Arte y la Ingeniería de las Telecomunicaciones y la Electrónica. Dos áreas del conocimiento y la investigación muy diferentes y que no siempre van de la mano, pero que en esta ocasión se unen con el objetivo básico de favorecer la conservación del Patrimonio Histórico a partir del desarrollo de productos que proporcionen una efectiva descontaminación visual del paisaje urbano de entonos especialmente sensibles mediante la eliminación de antenas de televisión.

El barrio del Albaicín, el barrio más antiguo en cuyo origen está el de la propia ciudad de Granada, al formar parte del Conjunto Histórico Declarado de la ciudad y estar declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO desde 1994, es un caso de especial sensibilidad patrimonial por el impacto que estas instalaciones de telecomunicaciones provocan sobre el paisaje urbano del barrio.

La contaminación visual por la instalación de antenas es un problema que hasta ahora planteaba serias dudas en cuanto a su resolución ya que nunca se había reparado en un cambio en sus diseños, los cuales se remontan a mediados del siglo pasado sin ningún criterio estético. Por otro lado, los escasos esfuerzos hechos para descontaminar se centraban únicamente en ocultarlas tras tejados o bien usar otras vías de difusión de televisión, como redes de cable y fibra, con el enorme gasto de soterramiento que ello supone y, además, condicionado al abono de servicios que no todo el mundo puede o está dispuesto a hacer.

El sistema MultiAntena Sistelmicro presentado en los medios locales el pasado 15 de julio, es una evolución de las antenas de TV aprovechando los últimos avances en materia de semiconductores y la tecnología de banda ancha. El resultado es una antena capaz de recibir todas las señales de la Televisión Digital Terrestre, de muy pequeño tamaño y que ha sido dotada de elementos decorativos y de protección que asemejan a una piedra o elemento arquitectónico. Esto la hace casi invisible cuando se adosa, convenientemente orientada, a las fachadas de los edificios.

La antena mejora las prestaciones de antenas diez veces más grandes, tiene protección para las emisiones de la nueva generación de telefonía móvil 5G y otros servicios y puede ser instalada de manera fácil tanto como sistemas individuales como colectivas, en sustitución de las antiguas antenas.

Una particularidad única es su doble composición de antenas en una sola, lo que permite aprovechar posibles ecos de señal (perfectamente válidos por la tecnología TDT), favoreciendo el uso de una sola antena en aquellos lugares donde ahora son necesarias dos antenas

Desde el punto de vista de la protección del Patrimonio Histórico, la Ley 14/2007 de Andalucía, en su Exposición de Motivos, hace una defensa de la descontaminación visual o perceptiva pues «el impacto que producen sobre nuestro patrimonio determinados elementos e instalaciones exige conjugar las demandas de las tecnologías que inciden en nuestra vida diaria con la preservación de la calidad ambiental, siendo necesario para ello coordinar la actuación de las diferentes Administraciones Públicas».

En su art. 19 define la contaminación visual o perceptiva como «aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione su contemplación». Y entre las medidas concretas que identifica como contaminación visual, alude específicamente a «las instalaciones necesarias para garantizar las telecomunicaciones»,  obligando a los Ayuntamientos a recoger en sus planeamientos urbanísticos y ordenanzas municipales medidas que eviten la contaminación visual o perceptiva sobre los bienes protegidos.

La actualización del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Albaicín-Sacromonte (PEPRI Albaicín), cuya redacción prevé tener concluida el Ayuntamiento de Granada  a finales de 2022 y que tendrá que ser aprobado por la Delegación Territorial de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, contempla medidas de control específicas para favorecer la  descontaminación visual, tal y como especifica la Disposición Transitoria Tercera de la ley. En este sentido, el sistema MultiAntena Sistelmicro proporciona una solución muy concreta y eficaz para favorecer la descontaminación visual de las instalaciones necesarias para garantizar las telecomunicaciones.

Más información sobre este proyecto así como casos de aplicación, datos y simulaciones en multiantena.com