Se cumple en Granada la primera sentencia de un delito contra el Patrimonio Histórico que condena a un menor por realizar graffitis sobre un inmueble protegido

La Agencia Albaicín Granada en colaboración con la Delegación de Justicia e Interior de la Junta  de Andalucía–a través de la Asociación  Imeris (Intervención con Menores en Riesgo Social)–, ejecutó la sentencia fallada por el Juzgado Nº 2 de Menores de Granada, de 7 de noviembre de 2011, que imponía al menor responsable de realizar unos graffitis en el Aljibe del Zenete la condena de 85 horas de prestaciones en beneficio de la comunidad. Igualmente, la condena de este delito contra el Patrimonio Histórico de Granada, ha obligado al pago por parte de sus padres –en concepto de responsabilidad civil– de una indemnización económica para restituir los daños causados sobre el citado aljibe. Estos trabajos han consistido en la limpieza total de los graffitis que afectaban a la fábrica del aljibe y a otros que existían en el entorno del mirador de San Nicolás.

Los incidentes condenados tuvieron lugar el 26 de mayo de 2010. Esa mañana una patrulla de la Policía Local de Granada, pilló infraganti a dos menores realizando pintadas sobre el aljibe del Zenete. Uno de ellos, por ser menor de 14 años quedó libre sin cargos, mientras que el otro chico fue imputado y posteriormente condenado como se ha indicado.

Hoy ha cumplido el total de las horas en beneficio de la comunidad que imponía la sentencia. Con ellas se ha llevado a cabo la limpieza completa de las pintadas que afectaban al referido Aljibe; así como la limpieza de otras tantas que había en el Mirador de San Nicolás, ambos en el barrio del Albaicín, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. La finalidad de esta sentencia es concienciar de la dificultad y laboriosidad que conlleva la eliminación de estos graffitis vandálicos sin dañar el soporte o material sobre el que se han realizado.

Debido a la protección especial que tiene el aljibe, así como el entorno del mirador, y a la necesaria especialización para la limpieza de estas superficies, los trabajos de limpieza de pintadas del Aljibe del Zenete han sido realizados por el joven condenado con el apoyo técnico, supervisión, productos y maquinarias de la empresa especializada en estos trabajos Entorno sin Graffiti, S.L.

En esta intervención, técnicos de la empresa han guiado el proceso de limpieza para que el menor cumpliese la pena impuesta sin infringir más daños al monumento, ya que si la intervención se realiza sin los conocimientos oportunos los daños ocasionados pueden ser mayores a los que producen los pigmentos de las propias pintadas.

La sensibilización en estos temas ha hecho que en varias ciudades se estén produciendo sentencias similares, aunque la de Granada, al llevarse a cabo sobre un inmueble protegido, integrante del patrimonio Histórico de la ciudad, es pionera en España.

Estas medidas pretenden concienciar a los jóvenes de los daños, algunos irreparables, que se producen por los actos vandálicos en el Patrimonio Histórico, procurando que la formación e información, sumadas a las penas económicas y los trabajos para la comunidad, libren a estos edificios de las inadmisibles pintadas.

Debido al coste económico de los productos que se utilizan para la limpieza de graffitis, así como la mano de obra especializada, muy superior a la cuantía económica impuesta por el Juzgado, solo se ha podido ejecutar un tercio de las horas impuestas en la limpieza de graffitis acompañado de la referida empresa especializada. Las horas restantes al cumplimiento de la orden judicial se han realizado en tareas de mantenimiento mediante un recurso convenido con la consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

Granada, 17 de julio de 2012

Proceso de limpieza del graffiti realizado por el menor:

Estado previo de todo el aljibe y proceso de limpieza tras la sentencia judicial: