A pesar de su demolición parcial en 1843, el Maristán, hospital de pobres fundado por Muhammad V en 1367, es una singular obra al ser el único hospital de al-Andalus del que se tiene suficiente información gracias a los dibujos del siglo XIX y las modernas excavaciones arqueológicas. Su distribución y estructura, similar a la del coetáneo Corral del Carbón, viene dada por una planta rectangular, con dos pisos y estancias en las cuatro crujías del patio, galerías sobre pilares de piedra y albercón central. En el Museo de la Alhambra se conservan la lápida fundacional de su portada y dos leones de piedra ziríes, del siglo XI. Los Reyes Católicos lo convirtieron en Ceca o casa de acuñar moneda, actividad que mantuvo hasta el siglo XVII.