El museo pretende dar a conocer a la ciudadanía el desconocido patrimonio que albergan los muros de este edificio, así como a la comunidad de religiosas carmelitas calzadas que en él habitan.

Bajo el lema, “el arte si no se conoce no se aprecia,” dado por el padre carmelita, don Jerónimo Carmona (padre Eduardo), precursor del proyecto, se presenta una muestra expositiva, la cual tiene como único objetivo, la difusión y el conocimiento del patrimonio que la comunidad de religiosas de las Carmelitas Calzadas ha ido albergando a lo largo de estos cinco siglos.

El visitante, no solo contemplará escultura y pintura, sino que también podrá acercarse a la vida conventual, a la historia y arqueología del edificio, a la numismática, a la vida de algunas Venerables que vivieron en esta casa, a los ricos textiles conservados, a la música y por supuesto a la orfebrería. Todo ello enmarcado en una pieza única y sólo presente en este Museo, el enclave arquitectónico.

La implantación del Mueso contempla diferentes fases de apertura, la primera fase ocupa, la capilla, las sacristías, el coro bajo, y el patio barroco y fue inaugurada el día 13 de febrero de 2016. El acto estuvo presidido por el Prior General de la Orden Carmelita, el Rvdo. Padre Fernando Millán, acompañado de John Keating, delegado europeo de la orden, el padre provincial Francisco Daza y el padre Antonio Jiménez (Antequera).