Granada amplía la oferta de visitas a conventos y monasterios de la ciudad, ofrecidas desde la empresa Pórticos, dedicada a la difusión del patrimonio histórico para granadinos, con la inclusión de conciertos musicales e iluminación nocturna con velas que brindarán a los visitantes una experiencia única e inolvidable.

 

El proyecto «Patrimonio del Silencio», impulsado por la empresa «Pórticos. Interpretación y gestión del Patrimonio» y dirigido a difundir entre los ciudadanos la riqueza del patrimonio eclesiástico de la ciudad, incorpora en sus visitas a los «tres grandes joyas arquitectónicas» de los cenovios de clausura de la ciudad, como son el monasterio de San Jerónimo, el de Santa Isabel la Real y el de Carmelitas Calzadas de la Antigua Observancia, un concierto previo a la visita a cargo del violinista Jesús Molina Pérez, profesor del conservatorio de Motril.

 

La concejala de Cultura en el Ayuntamiento de Granada, Lucía Garrido, durante la presentación de la iniciativa, ha mostrado el apoyo «incondicional» del equipo de gobierno a la difusión y conocimiento del patrimonio como fuente generadora de nuevas experiencias «desde las que el ciudadano puede valorar y adentrarse en la belleza y riqueza artística de nuestra ciudad».

 

Para Garrido, quien ha estado acompañada por el coordinador de su área, Javier de Pablos, el representantes de Pórticos,  Rafael Villanueva, y Venancio Galán, director del Museo-Monasterio Carmelitas AO, la capital se consolida a nivel internacional por contar, según sus palabras, con una oferta “única y referente a nivel nacional en la difusión de su patrimonio histórico y cultural”, un logro que considera “fundamental” en las aspiración a convertirse en 2031 en Capital Europea de la Cultura.

 

En la actualidad, Granada ofrece a través de la empresa Pórticos visitas guiadas a distintos espacios conventuales y religiosos de la ciudad, “hasta hace poco cerrados al visitante”, entre los que, a los anteriormente citados, se suman el convento de la Concepción. Además se dispone de una ruta dedicada a la orden Agustina implantada en el Albaicín desde el siglo XVI y que incluye las visitas al convento de Nuestra Señora de Loreto, Descalzos, el interior de la iglesia de los Hospitalicios, en calle Elvira, y el convento de Santo Tomás de Villanueva, conocido por el nombre Las Tomasas.

 

En este sentido, Javier de Pablos, coordinador del área de Cultura, ha subrayado la importancia de contar con una oferta “de un gran rigor científico y una propuesta absolutamente novedosa a través de la que el ciudadano puede conocer tanto la riqueza arquitectónica, como la historia y tipo de vida de los conventos granadinos”.

 

Las rutas se pueden reservar a través del teléfono 657 40 67 20 o la página web.

[Patrimonio del Silencio. Visitas y reservas]

Fotografía