A las nueve de la mañana de ayer la concejala de Movilidad, María Francés, junto a su equipo técnico, se reunió tal y como había anunciado con los representantes vecinales de Bajo Albaicín, Albaicín y Sacromonte, para explicarles con detalle todos los datos y conclusiones que ofrece el estudio técnico realizado en estos barrios históricos. La sesión también serviría para escuchar con atención y tomar nota de las propias ideas y soluciones que aportaran los vecinos residentes en estos barrios de Granada.

 

Además de los datos y de las cifras de peatones, franjas horarias de picos máximos, el debate sobre los autobuses y las líneas, las paradas, el tirón turístico, los taxis o los vehículos de los residentes y los accesos y salidas del barrio, lo que sí quedó claro es que se le ha puesto fecha a la reivindicación primordial.

 

La calle San Juan de los Reyes recuperará su sentido del tráfico de bajada hacia Plaza Nueva desde la Cuesta del Chapiz a partir del 8 de marzo próximo. La edil María Francés explicó que por asesoramiento de los técnicos «la ejecución de la medida no debe realizarse ni en lunes ni en viernes, por la intensidad del tráfico, así que nos quedan efectivos, tras cumplir los plazos burocráticos, los trámites y la comunicación oficial y pública, los días 8, 9 y 10 de marzo, que es cuando San Juan de los Reyes dejará de ser de subida desde Plaza Nueva y el sentido del tráfico volverá a ser de nuevo de bajada».

 

Ciertamente, no debe importar que se ejecute la medida el 8, el 9 o el 10, toda vez que han pasado ya cuatro años cumplidos desde que el equipo de gobierno del Partido Popular anunciara a principios del mes de marzo de 2012 que tanto la Carrera del Darro como el Paseo de los Tristes quedarían cerrados al tráfico definitivamente. Aquella vez, se fijó el día 6 para que entraran en vigor las nuevas medidas, a las que se les se unió el cambio de sentido de la calle San Juan de los Reyes, que sería el nuevo acceso para los vehículos de residentes y taxis, con una anchura inferior a los 1,80 metros, dada la estrechez de esta vía en uno de sus puntos.

 

Tras la ejecución de la medida esta segunda semana de marzo, los representantes vecinales volverán a reunirse con la concejala de Movilidad el 11 de marzo para continuar el debate sobre la movilidad en el Albaicín y el Sacromonte. No son pocas las cuestiones que hay que consensuar. Por ejemplo, el futuro de la peatonalización de la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes, amoldar los horarios y los sentidos de ciertas vías, como el carril de San Agustín, para que puedan circular los buses turísticos que van a las zambras, o qué hacer con los seiscientos coches del Sacromonte.

 

Además, se cumple lo acordado en la junta de distrito del Albaicín de noviembre, cuando se anunció la medida acordada por el pleno municipal a propuesta del Partido Socialista. Así, el martes que viene, que toca junta de distrito del Albaicín, se informará oficialmente.

FUENTE: IDEAL

Fotografía