Los sensores Airly están registrando como la ciudad está volviendo progresivamente a la normalidad después de las restricciones y limitaciones que se impusieron por la crisis de la COVID19.

Sin duda alguna los datos de septiembre, que por sí es un mes en que la vida de la ciudad se activa después del verano con el inicio de la actividad académica, muestran como la actividad social, comercial y de ocio está retornando a valores anteriores a la crisis, hecho que repercute en el aumento de la circulación urbana.

Sensor Airly en Casa de Zafra

De manera más pormenorizada podemos sacar las siguientes conclusiones de los principales contaminantes si observamos los gráficos de las mediciones del mes de septiembre:

Figura PM10

  • MEDIAS DIARIAS – septiembre 2021

Los niveles de partículas (PM10) durante el mes de septiembre han estado siempre por debajo del límite diario (50 µgr/m3), mostrando una evolución espacial homogénea y algunos picos detectados en la zona norte de la ciudad (algo habitual) Desde el día 26 se está registrando un ligero aumento de la concentración, aunque se descarta la erupción del volcán en La Palma en esta subida, más propia de condiciones locales.

Figura NO2

  • MEDIAS DIARIAS – septiembre 2021

Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) durante el mes de septiembre se mantienen por debajo del umbral de alerta (400 µgr/m3 durante 3 horas consecutivas), mostrando una evolución espacial homogénea en todo el territorio. Los niveles, algo superiores en el Albaicín que en el centro de la ciudad, no alcanzan el límite horario (200 µgr/m3) situándose la media mensual entre 59 µgr/m3 (Casa Zafra) y 17 µgr/m 3 (Palacio Congresos).

Figuras SO2

  • MEDIAS DIARIAS – septiembre 2021 (desde erupción del volcán de La Palma)
  • MEDIAS MENSUALES – todo 2021

El dióxido de azufre (SO2) mantiene bajas concentraciones en la ciudad de Granada. Desde el inicio de la erupción del volcán de La Palma (19 de septiembre) la media diaria ha evolucionado en torno a 5-10 µgr/m3, muy inferior al límite diario (125 µgr/m3) En el día de ayer (28-09), los sensores en Granada Norte y Palacio de Congresos han experimentado una ligera subida que no se ha dado en el Albaicín. La nube de SO2 está pasando por la atmósfera de Granada en altura, no afectando a la ciudad. Por ello, la media mensual permanece inalterable tal y como puede apreciarse en la siguiente figura durante todo el año 2021.

En resumen, aunque se detecta un incremento en los niveles de partícula (PM10), el resto de contaminantes siguen una evolución normal, dentro de los objetivos de calidad en la legislación.

Más información sobre los sensores de calidad del aire en el Albaicín y Centro Histórico de la ciudad, aquí.