El Ayuntamiento aplaude también la subida de precio de las entradas y cree que se podría usar para rehabilitar los barrios del centro o promocionar el patrimonio

Turistas haciendo cola el la entrada de la Alhambra | Foto: Pepe Marín para Ideal

La subida del precio de las entradas de la Alhambra sigue generando reacciones. El sector de la hostelería y el turismo fue de los primeros en pronunciarse a favor de una medida, que a su juicio sitúa al monumento en el valor que debe tener. Desde el Ayuntamiento de la capital también han querido posicionarse, y el alcalde de Granada señaló ayer su coincidencia con esta medida. «Celebramos y compartimos la medida, pero queremos que el precio suba, para mejorar el mantenimiento del monumento, pero que también repercuta en la ciudad, que es el mismo objetivo que perseguimos con la petición de la tasa turística», señaló Cuenca.

El regidor mostró su coincidencia con la postura de los hosteleros y confió en que esto suponga un acercamiento hacia la tasa turística. «Espero que el criterio que apliquen con la tasa turística sea el mismo que con la subida de precios de la Alhambra; entiendo que los hosteleros están cambiando de posición y que igual que ven oportuna esta subida, entiendan que la tasa turística es algo que se destinaría a la ciudad», resume el alcalde.

Cuenca explica que la decisión, con la que está de acuerdo, no ha pasado por el pleno del Patronato de la Alhambra desde que él está en calidad de alcalde y por eso en el próximo pleno de la entidad llevará una propuesta con varios proyectos en los que, a su juicio, se podría invertir parte del dinero que se ingrese ahora con la subida.

Rehabilitación

Entre las propuestas del equipo de gobierno de la ciudad hay varias relacionadas con el turismo y el patrimonio.

«Hemos hecho un cálculo, en función de los datos de visitas de 2018, y creemos que la Alhambra puede ingresar cerca de once millones de euros más si se acerca a los 2,8 millones de visitantes que tuvo ese año. De ese dinero, un porcentaje se podría derivarse a la ciudad, asociado a ese flujo de visitantes del monumento», resume Cuenca.

Propone el primer edil un plan de rehabilitación en la zona de influencia de la Alhambra, como serían los barrios del Centro, Realejo y Albaicín. En estos dos últimos barrios, apuesta el gobierno local por un plan de promoción del pequeño comercio, para que las visitas al monumento redunden en las zonas aledañas. «También sería positivo un plan antipintadas, que es algo que afecta también a las zonas que rodean al recinto alhambreño», sugiere el regidor.

Dentro del listado de propuestas que el equipo municipal llevará redactado al próximo pleno del patronato incluirán también la continuación del soterramiento del cableado, que ya se ha puesto en marcha en el Albaicín, o un plan de accesibilidad del casco histórico. También incluyen en esa batería de propuestas la promoción del resto del patrimonio de la ciudad, en aras de conseguir que los viajeros alarguen su estancia en la capital. «Esto redundaría en todo el sector hotelero y hostelero y seguiríamos los mismos objetivos que hemos promovido para la tasa turística», resume Cuenca.

«Conocíamos la intención de subir la entrada del monumento, y creemos que no debe ser solo una decisión que tome la Junta, sino que se consensúe en el seno del Patronato. Y al mismo tiempo, creemos que esos ingresos extra deben revertir en la ciudad, de una forma consensuada. Esto se podría articular como un nuevo plan Alhambra, o firmando un acuerdo», explica el primer edil.

En cuanto a la tasa turística, el regidor señaló que, después de la predisposición de Juanma Moreno a estudiar y debatir el asunto, enviarán también una propuesta detallada en un periodo razonable de tiempo a la Junta de Andalucía para abordar la propuesta con todos los sectores implicados.

Fuente: M. Victoria Cobo para el periódico Ideal

Más noticias relacionadas con la subida del precio de la Alhambra