La Policía Local de Granada ha detenido a una joven de 20 años que fue sorprendida haciendo una pintada con un rotulador indeleble sobre una de las paredes contiguas al aljibe del Zenete, construido en el siglo XVI y situado en el barrio del Albaicín, declarado  Patrimonio Mundial por la Unesco.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo 19 de septiembre, a las 20:46 horas. Según información de la Policía Local de Granada, el control de cámaras de la Sala del 092 detectó a una joven mientras pintaba en la pared contigua al aljibe del Zenete. Desde la central de coordinación se dio aviso, informando de lo que estaba ocurriendo, y unos agentes de la Unidad Dauro se desplazó al lugar. Allí sorprendieron a dos jóvenes de 22 y 20 años, siendo la de menor edad la que estaba agachada y realizando la pintada, en la que se puede leer «I’M TOO…».

Pintada sobre la pared del aljibe del Zenete. Ⓒ Policía Local de Granada

La joven fue identificada e informada por un presunto delito de daños contra el patrimonio histórico por atentar contra un bien protegido por el Catalogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía y estar situado en el Albaicín, uno de los dos sectores del Conjunto Histórico Declarado de Granada protegido además por la declaración como Sitio Patrimonio Mundial  de la Unesco, dándole cuenta de estas diligencias al Juzgado.

La lucha contra las pintadas vandálicas en el interior del Conjunto Histórico Declarado de Granada -y concretamente en el sector del Albaicín- es una prioridad para la Agencia Albaicín y la propia Policía Local, lográndose condenas pioneras hacia los autores de estos ilícitos contra el patrimonio, que nada tienen que ver con el arte del grafiti, como la que sentenció a un menor en 2012 a limpiar el aljibe del Zenete que él mismo había graffiteado.

Fuente: Policía Local de Granada